MOCIÓN «POR UNA ATENCIÓN DIGNA EN LA AYUDA HUMANITARIA»

El pasado 30 de junio nos hacíamos eco, a través de nuestras redes sociales, de la moción de Roque Aguayro, aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Agüimes, sobre el campamento de inmigrantes en el Polígono Industrial de Arinaga, aprobada con los votos de los 16 concejales de Roque Aguayro, los dos concejales del Grupo Mixto (uno de Ciudadanos y una de Coalición Canaria) y la abstención de los tres concejales del Psoe.

En los tiempos que corren, donde parece que solo interesan los titulares, aunque incluso sean «falsos», es importante que leamos detenidamente lo que se defiende en cada iniciativa, aunque nos pueda parecer algo extenso.

Este es el texto íntegro de la citada moción:

MOCIÓN «POR UNA ATENCIÓN DIGNA EN LA AYUDA HUMANITARIA».

Hace unas semanas el Delegado del Gobierno en Canarias informó al Alcalde de Agüimes de la decisión unilateral del Gobierno de España de instalar en el Polígono Industrial de Arinaga un campamento de inmigrantes, en la parcela destinada a la Zona Franca. Poco después el presidente de Cruz Roja en Canarias visitó al Alcalde para trasladarle los detalles del proyecto, exactamente el mismo día en el que se comenzó a trabajar en la instalación, sin haberse presentado una sola solicitud ante el ayuntamiento. En ambos casos se le informa que el citado campamento acogerá a entre 600 y 1.000 personas.

La historia de la Humanidad va ligada a los movimientos migratorios y nos recuerda que los seres humanos nos hemos desplazado desde nuestros lugares de origen por todo el planeta, incluso antes de la existencia de las fronteras. Hemos emigrado en busca de mejores condiciones de vida, huyendo siempre por diversos motivos como injusticias, violencia o hambre.

El fenómeno migratorio actual sigue siéndolo a nivel planetario. Se produce intentando llegar a los países más desarrollados, como desde el Sur y Centro de América a los EEUU, o como desde países de África, sobre todo a través del Mediterráneo y Canarias, a Europa.

España fue durante siglos un país de emigrantes, en especial a América; o a Alemania, después de la II Guerra Mundial; o a la antigua provincia del Sáhara español, hasta antes de la muerte del dictador Franco; e incluso dentro del mismo estado español, con la despoblación de muchos pueblos y provincias “empobrecidas”.

También Canarias, muchos hombres y mujeres salieron en busca de mejores condiciones de vida al continente americano, llegando incluso a fundar ciudades en diversos países.

Sin embargo, hoy es a España y a Canarias a donde llegan personas de otros lugares, siendo tierra de tránsito para la mayoría de ellos que buscan llegar a sus redes de apoyo en otros puntos de Europa.

Canarias, como otros territorios insulares de la Unión Europea, está bajo la presión de las rutas migratorias. El 28 de agosto de 1994 llegó a la isla de Fuerteventura una patera, siendo la primera llegada a Canarias. Desde ese momento hasta ahora, después de casi 26 años, los gobiernos de turno de España y del resto de la Unión Europea parece que no han aprendido nada.

El municipio de Agüimes no ha sido ajeno a este fenómeno. La tragedia llegó a nuestra costa una madrugada del 7 de septiembre de 2007, en Playa de Arinaga, zona del Risco Verde, fallecían 10 personas a tan solo 20 metros de la orilla. Se unían así a la larga lista de seres humanos que, buscando un futuro mejor perecían en su intento

Entre 2007 y 2009, un Centro de Menores Inmigrantes, dependiente en aquel momento de la Dirección General de Protección del Menor y la Familia del Gobierno de Canarias, se ubicaba en el Ciatec del Polígono Residencial de Arinaga, un lugar que se planteó para acoger a menos de la mitad de personas de las que finalmente allí se atendieron.

Actualmente, y durante el Estado de Alarma, la Delegación del Gobierno en Canarias trasladó a la Residencia Escolar de Arinaga a un grupo de personas inmigrantes que, hasta entonces, se encontraban en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barranco Seco.

Sobre el fenómeno migratorio en Canarias, repetimos que después de casi 26 años, los gobiernos de turno de España y del resto de la Unión Europea parece que no han aprendido nada.

Las causas de la emigración no son otras sino las situaciones de injusticia, de guerra, de hambrunas… Por lo tanto, la Unión Europea debe llegar a acuerdos con los gobiernos de los países de origen, desde la cooperación y la colaboración, para mejorar el nivel de educación y formación profesional en ellos, así como para contribuir a su desarrollo sostenible. Hasta que eso no suceda, sin duda, cuando llegan las pateras o cayucos hasta las costas de cualquier territorio europeo, por supuesto que debemos ayudar a todas estas personas asumiendo los compromisos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Debemos reconocer que las respuestas a estas circunstancias no han de ser solo regionales, y deben estar alineadas con el pacto Mundial de las Migraciones: migraciones ordenadas, seguras y legales.

Es entonces cuando el Gobierno de España y los gobiernos de la Unión Europea deben asumir que la presión demográfica, en nuestro caso de la isla de Gran Canaria, en Canarias, no puede soportar campamentos de inmigrantes. Debemos recordar y aprender de los errores del pasado.

No puede ser que por una cuestión de economía de escala se pretenda tener hacinadas a más de 1.000 personas bajo casetas de lona, con temperaturas muy elevadas en verano y bajas en invierno, con vientos sumamente fuertes, junto a una depuradora comarcal, en una zona industrial, sin condiciones mínimas de habitabilidad. Un lugar indigno para cualquier ser humano en un país que se considera avanzado. Además, la experiencia nos dice que al final serán más de la cantidad estimada inicialmente como en el caso del antiguo centro de menores inmigrantes del CIATEC.

Por otro lado, este campamento corre el riesgo de que se convierta en un espacio de ayuda humanitaria de emergencia de carácter más estable y no solo como dispositivo de primera acogida, a la vista de que la posterior derivación podría estar cuestionada por la insuficiencia de espacios habilitados o por habilitar.

La falta de políticas eficaces de gestión migratoria hace que se concentre en un solo lugar a, inicialmente, 1.000 personas venidas de otros países en vez de propiciar en el ámbito estatal y europeo una distribución de las mismas que permita una mayor integración de estos en los entornos, coadyuvando a su propio desarrollo y al de la comunidad y evitando potenciales fricciones sociales.

Es por todo ello que el Grupo Roque Aguayro propone lo siguiente:

1. Solicitar al Gobierno de España y a la Comisión Europea que prohíban los macrocentros de inmigrantes en cualquier estado miembro de la Unión Europea.

2. Solicitar al Gobierno de España y a la Comisión Europea que arbitren, de manera urgente, una política de gestión migratoria que implique la corresponsabilidad en el ámbito estatal y europeo de todos los gobiernos.

3. Solicitar al Gobierno de España y a la Comisión Europea que trabajen por buscar una alternativa habitacional y social diferentes, donde se haga a través de la colaboración y la cooperación de todos los municipios, no solo de Canarias sino de todo el estado español, de modo que no se repitan los errores del pasado con este tipo de centros, donde solo parece que se tiene en cuenta el factor de economía de escala, sin pensar en los resultados a mayor plazo.

4. Solicitar al Gobierno de España que facilite el tránsito migratorio a la Península (certificado de viaje) a los supuestos de personas en situación irregular inexpulsables hacia sus redes de apoyo o a plazas de ayuda humanitaria en Península.

5. Hacer llegar esta moción a:

Presidente del Gobierno de España.

Presidenta de la Comisión Europea.

Ministro del Interior.

Delegado del Gobierno en Canarias.

Todos los grupos políticos en el Congreso y en el Senado.

Presidente del Gobierno de Canarias.

Todos los grupos políticos del Parlamento de Canarias.

La FECAM, para su traslado a los ayuntamientos de Canarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies